jueves, 4 de mayo de 2017

¿En qué momento me perdí?

No sé si les ha pasado. Sé que a muchas de nosotras si e incluso a los hombres.

¿En qué momento dejamos  de ser coquetas: dejamos de maquillarnos para “darnos un golpe” con polvo compacto, un poquito de rubor y un brillito en los labios?

¿En qué momento  pasamos de vestirnos súper chic para ponernos “lo primero que brinque del closet” para buscar a los chamos al cole, ir a la panadería o simplemente estar en casa?

¿En qué momento dejamos de teñirnos el cabello hoy de negro, el mes que viene de rojo y luego las transparencias  o ponernos bellas con un súper pelo planchao para desfilar los 365 del año con el pelo recogido con una cola o un gancho “porque es más práctico” o “no tengo tiempo”?

¿En qué momento dejamos de hacernos las acrílicas y mantenerlas cada 20 días?

¿En qué momento dejamos de hacer ejercicios? Ah no yo si en todo momento porque los odio. Prefiero pegarme corriente con gimnasia pasiva antes que levantar una pinche pesa jajajajajajaja.

¿En qué momento dejamos de cuidarnos para ganar “unos kilaches” que cada día nos recuerdan… EN QUÉ FUCKING MOMENTO NOS PERDIMOS?



Una vez pregunté a una amiga por qué creía ella que se había descuidado y me dijo: “yo era diferente antes de tener chamos. Luego entre la teta, los pañales, el colegio, las meriendas, las tareas y además de eso las cosas de la casa, el marido, el trabajo, etc., de pana no tengo tiempo para mi”



Pero luego mirando a mi alrededor me di cuenta que ese no es el motivo. Por ejemplo mi hermana mayor no sale a la calle si no se maquilla (hasta sus ojos delineados) se coloca sus guilindajos y un buen perfume (así vaya y venga a hacer mercado)  y ella tiene su chamo, la casa, 2 perras el marido, el trabajo y una intensa vida social-familiar.

Otro ejemplo, como no nombrar a YIYA que jamás salía de su casa sino iba fashion, con su pelo planchao y sus madres tacones y era la mujer pulpo dentro de su casa con sus hijas y su mamá además de su trabajo como abogada y para entretenerse hacía Stand Up Comedy… o sea, no hay excusa.



Voy a hablar por mí: DE PANA NO RECUERDO EN QUÉ MOMENTO dejé de prestarle atención a estos detalles que siempre tuve y que olvidé. Creo que comenzó poco a poco mientras se hacía más cómodo vivir con mi Cuchi que siempre tiene un detalle, una palabra bella, un manoseo rikikito y “molboso” conmigo jejeje. ¿Por qué digo esto? Pues porque vivir con alguien que te ama tal cual eres y no te tortura cual Osmel Sousa pendiente de la balanza, la cinta métrica y la comida, es una bendición. Aunque reconozco que todos los extremos son malos. 

Recuerdo que a los 19 años tuve un novio papiao y genial y estábamos en una playa en Puerto La Cruz en unos carnavales, vimos a unas amigas y luego de ese encuentro me dijo “Baby te queda bello ese traje de baño pero se te ven unos rollitos en la espalda” … Mi cerebro se congeló, mi ojo derecho comenzó con un tic nervioso y al llegar de vacaciones mi meta era “resolver lo de los rollitos” porque esas “gatas” a mí no me iban a joder jajajaja.

Como dije tenía 19 años, cero responsabilidades, vivía con mis padres y trabajaba,  así que el 80% de mis ingresos durante 2 años (SI 2 años, 24 meses, 720 días)  fueron para “quitarme los rollitos del CDSM” lo cual obviamente logré. Por primera vez en mi vida era talla 10. Si señoras y señores esta bellezura fue talla 10 durante más de 3 años hasta que me enfermé con la endometriosis y mis hormonas hicieron con mi cuerpo lo que les dio la gana… Pero esa es otra historia. 

Y quiero hacer un alto aquí para decirles que meterse a hacer una dieta como en ese tiempo la hice, más sesiones de masajes reductivos, vendas frías, mesoterapias, gimnasio (que lo odié y lo sigo odiando pero me acordaba de las “gatas”) consultas médicas semanales para el control, etc, etc, etc., HAY QUE TENER REAL y BURRIA’O!


Eso de que “pa rebajar es fácil con dejar de comer tienes” Nooooooo mamita todo lo contrario. Tienes que comer y comer bien. Mi dieta era a base de frutas (no las baraticas y comunes porque esas tienen mucha azúcar), vegetales, carnes magras, frutos secos, aceite de oliva extra virgen, leche descremada, panes 5000% pura fibra y pare usted de contar. 

Claro en esa época trabajaba 100% para mí y solo para mí y toda mi plata literalmente me la echaba encima. Hoy día ¿tú sabes cuándo voy a comprar fresas, peras, manzanas, uvas, almendras, avellanas, salmón, etc, etc, etc, etc,? Primero ya sabemos cómo está la vaina por estos lares con los precios y toda la paja y segundo pero no menos importante, es que ahora hay otras cosas de mayor interés.

Sin embargo, yo he llegado al extremo: antes (hace  4 años más o menos) me encantaba ir de compras ahora me saca la piedra tener que estar probandome ropa así que la compro al ojo y le digo a la vendedora “es para mi hermana ¿si no le queda puedo cambiarlo”? No me maquillo, me pinto (o sea, un simulacro para no salir con un bronceado apio) y lo peorcito es que he ganado unos kilaches que intentaré bajar con los tips que aprendí en los años de dieta (porque con esa doctora aprendí que el asunto es aprender a comer, saber qué alimentos no deben mezclarse y por qué y comer 6 veces al día) y con los recursos que hoy día puedo invertir.

Vamos a ver que tal me va. Confieso que para mi la primera semana es fatal porque me encanta “picar” mientras leo o hago manualidades. Adoro tomar café y acompañarlo con un pancito pa’ mojá y reconozco que SOY UNA HORMIGA (por lo del dulce).


Les dejó el antes y el ahorita que espero poder cambiar… Y las fotos de miss talla 10, están en casa de mi mamá. Voy a escanear algunas para recordar que en algún momento de mi vida fui talla 10.







Y esto no fue hace mucho.... Más o menos hace 4 años (si el tiempo que dejó de gustarme ir a comprar ropa por ladillada)


Y si.... esto fue a finales de 2015 y no ha variado mucho..... Trabajaré en esto.

miércoles, 19 de abril de 2017

Pero como! ¿No tienes hijos?

Me hicieron histerectomía a los 29 años (es decir hace 17 años) y gracias a Dios primeramente yo lo asumí como algo que simplemente pasó. Pasé la página y seguí con mi vida.

Muchas veces, sobre todo antes de cumplir los 40's, la gente me preguntaba con cierta lástima "¿No tienes hijos? Ayyyyyyyyyyyyy!" Y yo muy indiferentemente les respondía que no. Insistían: "Ayyy Laurita pero como va a ser... ¿No te hace falta tener un hijo?", a lo que yo les respondía "¿Cómo me puede hacer falta algo que nunca he tenido?".


A muchas mujeres el hecho de no tener hijos, por cualquier cuestión, las hace sentirse menos mujer o quizás menos "normales" socialmente hablando. 

Desde chiquitas nos enseñaron un patrón de vida: una vez cumples tus etapas de estudio, te gradúas, conoces un chico "de buena familia", te casas, te desarrollas profesionalmente (no mucho para que no opaques a tu marido) y la guinda del trayecto UN HIJO o 2 o 3 o 4. Eso te da un sitio dentro de la sociedad pues en las reuniones familiares o de otra índole, tendrás cubiertos todos los temas de conversación "normales": la casa, el trabajo, el marido, los hijos, las tareas, el carro, las vacaciones, la lavada de ropa, etc., etc.
Les diré que muchas mujeres no tienen hijos no porque no puedan, si no porque no los desean y eso, también es válido. Yo no los pude tener y créanme que cuando pude jamás lo busqué porque en mis planes nunca estuvo ocupar mi tiempo y espacio con un hijo (mucho menos con 2 o 3 o 4 jajaja).

Muchas mujeres disfrutamos nuestra soledad o vida en pareja sin hijos. Disfrutamos de viajar, salir a comer, comprar ropa y cosas para nuestro hogar. Disfrutamos de acostarnos y levantarnos a la hora que nos de la gana y no preocuparnos por cocinar, cambiar pañales, estar pendiente de la escuela, las tareas y todos esas cosas. EN SERIO VIVAN Y DEJEN VIVIR. Cada una de nosotras ha hecho una elección de vida. ¿Por qué no pueden entenderla y respetarla? 


A todas aquellas personas hombre y mujeres que tienen hijos, por favor sean más amables al preguntar y/o juzgar a las mujeres que no los tienen. Ustedes no saben si una de ellas en verdad se siente herida. 



A ti mujer si no tienes hijos por elección y disfrutas burda tu vida ¡FELICIDADES!.
A ti mujer si estás soltera y quieres tener un hijo, hazlo! Deja de estar pensando en el qué dirán. Haz tus planes, saca tus cuentas de vida y ¡ADELANTE!

Vinimos a esta vida a ser felices. No permitas que NADIE interfiera con esa felicidad.


Y yo si gozo mi vida sin hijos!!!!! Y es lo máximo. No me avergüenzo de eso!!!!

Mi Cuhi y yop

Dedicado con mucho cariño a la Negra Kropreira.